El alma de la división azul. XVI.

Publicado: 24/02/2011 en Uncategorized

La división 250 de la Wehrmacht. Einheit spanischer Freiwilliger de la Wehrmacht, más conocida como la División Azul (Blaue Division, para el ejército alemán), fue una unidad de voluntarios españoles que sirvió a partir de 1941 (y oficialmente hasta 1943) en el bando alemán durante la Segunda Guerra Mundial, principalmente en el frente oriental contra la Unión Soviética.

                                                                        

  Origen:
Aunque España no se incorporó oficialmente a la II Guerra Mundial del lado de la Alemania nazi, el general Francisco Franco permitió a voluntarios enrolarse en el ejército alemán. De este modo, podía mantener la neutralidad española mientras que simultáneamente compensaba a Hitler por su ayuda durante la Guerra Civil Española (véase Legión Cóndor). El Ministro de Asuntos Exteriores de la época, Ramón Serrano Súñer, sugirió la creación de un cuerpo voluntario, al principio de la Operación Barbarroja, y Franco envió una oferta oficial de la ayuda a Berlín. Hitler aprobó el uso de voluntarios españoles el 24 de junio de 1941. Los voluntarios se presentaron en los banderines de enganche de todas las áreas metropolitanas en España. Los cadetes de la Escuela de Oficiales de Zaragoza se ofrecieron voluntariamente en gran número.

Inicialmente, el gobierno español se preparó para enviar cerca de 4.000 hombres, pero cambió de idea al descubrir que había voluntarios suficientes para formar una división completa (18.104 hombres, de los cuales 2.200 eran oficiales y el resto soldados). Según una estimación del embajador alemán, se habrían podido formar 40 divisiones en esta convocatoria. El cincuenta por ciento de los oficiales y soldados eran militares de carrera, muchos de ellos falangistas veteranos de la Guerra Civil y estudiantes de las distintas universidades. El general Julio Esteban Infantes fue el designado para conducir a los voluntarios, sin embargo, posteriormente fue Agustín Muñoz Grandes quien le sustituye.

Como los soldados no podían utilizar el uniforme del ejército español, adoptaron un uniforme simbólico que abarcaba las boinas rojas de los carlistas, unos pantalones de color caqui usados en la Legión y las camisas azules de los falangistas, por lo que se empezó a llamar División Azul. Este uniforme peculiar se utilizaba únicamente durante los permisos en España; en el campo de batalla, los soldados usaron el uniforme gris de la Wehrmacht, ligeramente modificado para mostrar en la parte superior de la manga derecha la palabra «España» y los colores nacionales españoles.

                                                                            

El 13 de julio de 1941 salió de Madrid para Grafenwöhr (Baviera) el primer tren de voluntarios para pasar cinco semanas de instrucción. Al cuerpo formado por estos voluntarios se le dio la denominación de “250. Einheit spanischer Freiwilliger” División de Infantería del ejército alemán, y fue dividido inicialmente en cuatro regimientos de infantería. Para acomodarse a la organización estándar del ejército alemán, uno de los regimientos se eliminó, y sus efectivos se reintegraron en los tres restantes. Los regimientos tomaron el nombre de las tres ciudades españolas de donde procedía la mayoría de los voluntarios: Barcelona, Valencia y Sevilla. Cada regimiento tenía tres batallones, formados por cuatro compañías cada uno, así como un regimiento de artillería dotado de tres baterías de 150 mm y de una batería pesada de refuerzo.

Los aviadores voluntarios formaron la Escuadrilla Azul, la cual, a bordo de aviones Bf 109s y FW 190s, fue acreditada con 156 derribos de aviones soviéticos.

El 20 de agosto, tras tomar juramento (que se modificó especialmente para mencionar la lucha contra el comunismo), la División Azul fue enviada al frente ruso. Fue transportada en tren a Suwalki, Polonia, desde donde tuvo que continuar a pie. Después de avanzar hasta Smolensk, se desplegó en el asedio de Leningrado, donde pasó a formar parte del XVI Ejército alemán.

Entrada en Combate:

La División Azul sufrió fuertes pérdidas en el frente de Leningrado, debidas tanto al combate como a la acción del frío. A partir de mayo de 1942 empezaron a llegar desde España más efectivos para cubrir las bajas y relevar a los combatientes heridos. Hasta 46.000 voluntarios sirvieron en el frente del Este, de los cuales alrededor de unos 24.000 eran reclutas. Muchos de ellos fueron condecorados por acción y valor tanto por el ejército español como por el alemán.

Después de la caída del frente en Stalingrado, la situación cambió y mas tropas alemanas fueron desplegadas en relevo de las españolas. Esto coincidió con el cambio en el mando de la división, que fue asignado al general Emilio Esteban Infantes. Eventualmente los aliados comenzaron a ejercer presiones sobre Franco para que retirase las tropas voluntarias. Las negociaciones iniciadas por éste a finales de 1943 concluyeron con una orden de repatriación escalonada el 10 de octubre.

                                                                                       

El número de pérdidas de la División Azul se elevó a 4.954 muertos y 8.700 heridos. Además, las fuerzas rusas tomaron 372 prisioneros de esta división, de la Legión Azul o de los voluntarios de las SS 101, conocidos como la Spanische Freiwilligen Kompanie. De éstos, 286 fueron mantenidos en cautiverio hasta 1954, en que volvieron a España en la nave Semíramis, fletada por la Cruz Roja (el 2 de abril de 1954).

Los últimos españoles en las filas del III Reich:
Algunos soldados españoles rechazaron volver (entre 1.500 y 3.000 hombres). Hubo también voluntarios españoles en otras unidades alemanas, principalmente en las Waffen-SS, y otros voluntarios atravesaron la frontera española furtivamente por Lourdes, Francia. Las nuevas unidades fueron llamadas colectivamente la Legión Azul. Los españoles seguían siendo inicialmente parte de la 121 División de Infantería, pero aun así se ordenó la repatriación de esta unidad en marzo de 1944, siendo transportada de nuevo a España el día 21.

El resto de los voluntarios fueron reagrupados en otras unidades alemanas, como la 3ª División de Montaña y la 357 División de Infantería. Otra unidad fue enviada a Letonia. Dos compañías se unificaron con el regimiento de los Brandemburgueses y la 121 División alemana en Yugoslavia para luchar contra los partisanos de Tito. Cincuenta españoles entraron en los Pirineos para combatir a la resistencia francesa. La 101 compañía Spanische Freiwilligen Kompanie der SS 101, de 140 hombres, compuesta por cuatro pelotones de fusileros y un pelotón de oficiales, fue unida a la 28ª División de Voluntarios Granaderos Valones de la SS, luchando en Pomerania contra el ejército soviético.


Más adelante, como parte de la 11 División voluntaria Nordland de los SS Panzergrenadier y al mando del SS-Haupsturmführer Miguel Ezquerra, luchó los últimos días de la guerra contra tropas soviéticas en la batalla de Berlín. La contribución militar de la División Azul fue estimable en comparación con su fuerza, como lo puede testimoniar la cantidad de medallas y condecoraciones recibidas.

                                                                                                 

Balance de bajas:

En total, unos 47.000 soldados sirvieron en la División Azul en Rusia. Entre 4.500 y 5.000 de ellos encontraron la muerte, y más de 8.000 fueron heridos. 321 fueron hechos prisioneros de guerra por el ejército soviético, y los últimos fueron repatriados a España en 1954, llegando al puerto de Barcelona el 2 de abril de 1954 en el ahora célebre barco Semíramis.

Y aqui la batalla mas memorable de la Division Azul:

BATALLA DE KRASNY BOR:

El 10 de febrero de 1943 se produce en los arrabales de Leningrado el más sangriento hecho en el que intervino la División Azul y la última gran batalla en la que un Ejército Español interviene en Europa: La batalla de Krasny Bor, donde 5.900 soldados de la División Azul hicieron frente a un total de 4 divisiones soviéticas (44.000 infantes) y dos regimientos acorazados con más de 100 carros de combate. Se producen casi 4.000 bajas entre los españoles, pero se consigue detener el avance haciendo fracasar la ofensiva soviética y causando entre 11.000 y 14.000 bajas al Ejército Rojo. Cerca de 300 españoles cayeron prisioneros.

Despliegue en el cerco de Leningrado:

El 19 de agosto de 1942, Muñoz Grandes recibe instrucciones de trasladar a la División Azul para reforzar el cerco de Leningrado.

Se encuadra ahora a la División Azul en el XXIVº Cuerpo de Ejércitos Norte, dentro del XXXIIIº Ejército, bajo el mando directo del Generaloberst Lindemann, desplegándose en un principio en los alrededores de Vyriza para reponer las bajas de los diezmados batallones. El 1 de septiembre de 1942 son trasladados a la línea del frente, y el 7 de septiembre relevan efectivamente a la 121ª División, ocupando sus búnkers y posiciones a lo largo de 17 km en una línea que va desde Alexandrovka a Krasny Bor, a lo largo del ferrocarril Moscú – Leningrado.

El general Muñoz Grandes instala su puesto de mando en un palacete en Pokroskaia y revisa cuidadosamente su sector. Una llanura pantanosa que cruzan los ríos Slavianka e Ishora que van a desembocar al Neva; un tupido bosque que rodea las poblaciones ocupadas ahora por los españoles, al SE de la vieja capital de los Zares. Un total de 5.600 divisionarios quedan desplegados en el frente de Leningrado, aproximadamente un tercio del total de la División Azul es destinada a este frente.

Decide fortificar sus posiciones dada la proximidad del enemigo. El 2 de octubre, el general español recibe la visita de Lindemann y Von Manstein, que le informan del retraso en el asalto a Leningrado “hasta nueva orden del Führer”. Noche tras noche arrecian los bombardeos de la Luftwaffe sobre la ciudad y un incesante goteo de desertores llega a las líneas divisionarias. El 12 de diciembre, Muñoz Grandes recibe la comunicación oficial de su ascenso a Teniente General y, con ella, la orden de entregar el mando de la División a Esteban Infantes. Al día siguiente, en el Cuartel General de Rastenburg, el propio Führer le impone las Hojas de Roble a su Cruz de Caballero. La condecoración es una de las 240 que el III Reich concederá entre casi 15 millones de combatientes alemanes.

LA BATALLA:

A las 6:40 de la madrugada del 10 de febrero de 1943, 800 cañones de 187 baterías rusas con piezas de 203 y 124 mm, 2 batallones de morteros y Katyusha de 156 mm bombardeaban las líneas divisionarias destrozándolo todo, incluidos los puestos de mando y las líneas de retaguardia. Son disparados sobre las posiciones españolas decenas de miles de proyectiles de artillería (con una cadencia aproximada de un disparo cada 10 segundos por cada pieza artillera). Este devastador y denso bombardeo dura más de dos horas y en él se producen la mitad de las bajas españolas de la batalla.

Tras la preparación artillera para el ataque, cuatro divisiones soviéticas de infantería, las 43ª, 45ª, 63ª y 72ª, con un total de 44.000 hombres, apoyadas por el 31º y 46º Regimientos acorazados que comprendían casi 100 carros de combate entre KV-1 y T-34, dos batallones de cañones anticarro con piezas ZIS de 76 mm, la 35ª Brigada Motorizada y las 34ª y 250ª Brigadas de Esquiadores se lanzan, escalonadamente, contra las ya maltrechas líneas españolas que defendían un total de 5.600 divisionarios, castigadas por la intensa y densa barrera artillera.

Los soviéticos, convencidos de que el brutal bombardeo artillero ha destruido cualquier posición o intento de resistencia, avanzan de frente sobre el sector del cerco defendido por los divisionarios españoles. Los españoles, lejos de retirarse o rendirse, salen de sus agujeros, reagrupan los restos de las unidades supervivientes, montan sus ametralladoras MG34, toman posiciones en los cráteres que han producido los obuses soviéticos y hacen frente con extrema fiereza a las tropas soviéticas. El termómetro no subió de los 25º bajo cero en todo el combate.

Batallones enteros luchan hasta el final. Según relatos de los supervivientes se producen cruentos asaltos a la bayoneta y se lucha cuerpo a cuerpo una vez agotadas las municiones. Las unidades que son copadas en el asalto, no se rinden, combatiendo en todas direcciones sin tregua.

Se producen casi 4.000 bajas entre los españoles, pero se consigue detener el avance haciendo fracasar la ofensiva soviética y produciendo entre 11.000 y 14.000 bajas al Ejército Rojo. Cerca de 300 españoles cayeron prisioneros.

Después del fracasado asalto soviético, el frente sólo retrocede 3 km en algún sector, pero el cerco no se rompe. El ejército soviético no vuelve a enfrentarse directamente a las tropas españolas, limitándose a bombardeos aéreos o artilleros. El mando soviético ordenó a sus fuerzas pasar a la defensiva, la División Azul se había ganado el respeto y el temor de los soviéticos. El frente queda estabilizado por un año.

La batalla de Krasny Bor, con una encomiable resistencia de la División Azul, hizo fracasar la Operación Estrella Polar, una gran ofensiva posterior para romper el sitio de Leningrado. Se consiguieron tres de las ocho laureadas de la División Azul en la URSS.

300 divisionarios fueron hechos prisioneros de guerra por el ejército soviético, y encarcelados en Gulags en Siberia, condenados a trabajos forzados. Fueron los últimos repatriados a España en 1954, y llegaron al puerto de Barcelona el 2 de abril de 1954 en el barco liberiano Semíramis.

La actuación española en esta batalla provoca la admiración del alto mando alemán, los españoles dejan el pabellón muy alto:

“Es difícil poder imaginar a soldados más valientes. A duras penas se ponen a cubierto, desafían a la muerte. Sé, en todo caso, que nuestros hombres están contentos cuando tienen a los españoles por vecinos.”

Adolf Hitler

“Si en el frente os encontráis a un soldado mal afeitado, sucio, con las botas rotas y el uniforme desabrochado, cuadraos ante él, es un héroe, es un español…”

Jürgens – General de Artillería – Comandante General del XXXVIII – Cuerpo de Ejército de la Wehrmacht

Orden de batalla:

Frente de Leningrado – Unión Soviética:

55 Ejército Soviético, 44.000 soldados – General V.P. Sviridov
43º División de infantería
46º División de infantería
56º División de infantería
72º División de infantería
14º Regimiento de infantería
133º Re de infantería
141º Regimiento de infantería
9º Regimiento de artillería
131º División de infantería
268º División de infantería
45º División de Guardias fusileros
63º División de Guardias fusileros
56º Brigada de fusiles
250º Brigada de fusiles
122º Brigada acorazada
31º Regimiento acorazado
34º Brigada de esquiadores
35º Brigada de esquiadores
187 baterías de artillería de todos los calibres en formaciones artillleras independientes
2 Batallones independientes de morteros y lanzacohetes
2 Batallones independientes contracarro equipados con cañones antitanque de 76.2 mm

Alemania – Cuerpo de Ejércitos Norte, XVIII Ejército

50º Cuerpo alemán – General Kleffel

Elementos de la División Azul ( 250. División de Infantería), 5.600 soldados – Emilio Esteban Infantes
250º Batallón de reemplazo
262º Regimiento (3 batallones)
Compañía de esquiadores
250º Batallón de Reconocimiento
1º Batallón de Artillería (3 Baterías) con cañones de 10.5 cm
Una batería del 3º Batallón de Artillería con cañones de 10.5 cm
Una batería del 4º Batallón de Artillería con cañones de 10.5 cm
250º Batallón antitanque con cañones contracarro de 37 mm Pak36
Grupo de zapadores de asalto
Una compañía independiente de cañones antitanque con cañones contracarro de 75 mm Pak40
4º División de policía de las SS
212º grupo de combate de la división de infantería
215º grupo de combate de la división de infantería
Grupos de combate de las 11º, 21º, 227º divisiones de infantería
Legión voluntaria de las SS Flandes (2 compañías)

Legión voluntaria de las SS Lituania (2 compañías)
                                                                                         

Excelente aportación del Sargento primero Francisco Pérez (Granada).

Sin comentarios.

       F.D.O.

                                                 Catt69.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s