El Informe Recarte II. CXVI.

Publicado: 14/02/2011 en Uncategorized

1.- “El gran problema de España son los partidos políticos”

 

Alberto Recarte, presidente de Libertad Digital, ha estado en Es la Mañana de Federico donde ha presentado su segundo libro, El desmoronamiento de España que La Esfera de los Libros publica este martes 19 de octubre.

En esta ocasión Recarte explica “las causas políticas e institucionales que hacen imposible salir de esta ruina”, ha resumido Federico Jiménez Losantos.

Para el presidente de Libertad Digital, “el gran problema de España son los partidos políticos, como han interpretado la constitución, o mejor dicho, cómo han legislado en función de lo que le permitía la reinterpretación del TC de la constitución”.

Precisamente sobre la justicia ha subrayado Recarte la falta de independencia, “el PP con mayoría absoluta no se devolvió al poder judicial, sino que pactó con el PSOE el reparto del mismo”.

Sobre los partidos políticos, otra de las instituciones analizadas en el libro, Recarte ha explicado que en la transición “se diseña dos partidos nacionales mayoritarios, uno de derechas y otro de izquierdas, y a las regiones con presencia nacionalista se les da la posibilidad de tener el poder con una sobrerepresentación”.

“Los partidos se consideran los representantes del pueblo español antes incluso de haber tenido siquiera una representación, ellos son los que creen que tienen el derecho a interpretar todas las leyes y repartirse el poder, es lo que figura en la constitución”, ha asegurado Alberto Recarte que ha subrayado que “la carta magna no es tan angélica como hemos pensado durante mucho tiempo, tiene muchísimos errores“.

En tercer lugar, Recarte ha analizado el sistema de las autonomías, “el capítulo tercero de la constitución recoge todas y cada una de las competencias exclusivas del Estado central”.

Sin embargo, “la misma constitución permite traspasar esas competencias exclusivas y además dice que el Estado financiará y establecerá un sistema de control, algo (el control) que ningún partido ha hecho nunca”.

Recarte también ha analizado el estado del sistema financiero español y su posible solución. Para Federico, “la estructura con intervenciones del Gobierno y las Cajas de los partidos políticos hacen difícil el saneamiento”.

El presidente de Libertad Digital ha resaltado que “la nueva ley de cajas es una salida suficiente para recapitalizarlas, ya que necesitan unos 40 ó 50 mil millones de euros”.

Según Recarte, ese dinero “saldrá de la privatización de hasta el 50% de las cajas como permite la ley“. Sin embargo habrá un siguiente paso que será venderlas y privatizarlas del todo”.

 

2.-  “El Rey antepuso la Corona a las competencias de la jefatura del Estado”

 

El presidente de Libertad Digital, Alberto Recarte, presentó en el programa de César Vidal en esRadio El desmoronamiento de España (La Esfera de los Libros), segunda parte de Informe Recarte.

Para Recarte en este extenso análisis de la crisis económica, política e institucional española se “refleja la profunda inquietud que hay en las familias españolas, las empresas” y también en “la parte sana de los partidos políticos”.

En opinión de Recarte, el desmoronamiento del Estado se ha vivido con especial dramatismo en los últimos meses con el riesgo real de entrar en suspensión de pagos, como ha sucedido en Gracia. “Se ha evitado la primera en mayo, y la segunda que estuvo rondando entre los meses de junio y julio”, recordó Recarte.

El presidente de Libertad Digital explica en su libro que los dos grandes partidos políticos nacionales, PP y PSOE, son “absolutamente responsables”, de la crisis, cuyo origen sitúa en la Transición y en la Constitución, que se elaboró en “un momento dificilísimo, y su destino era haber vivido unos años para ser modificada, pero no se hizo”.

La viabilidad del sistema político nacido de la Constitución descansaba, consideró Recarte, “en el patriotismo de los partidos políticos”, al diseñar un sistema autonómico “sin responsabilidad fiscal” en el que “entre el 80 y 90 por ciento lo recauda la administración central” y lo reparte entre las autonomías para que gasten.

Por lo que ha creado “una casta de políticos autonómicos que no tienen ninguna responsabilidad, porque pueden gastar sin subir impuestos”, y “partidos populistas, que lo que hacen es gastar, gastar y gastar y cada vez que tienen un problema lo transfieren al gobierno central”.

Recarte puso el ejemplo tanto de los nacionalistas que culpan siempre a España y de los gobiernos autonómicos de PP y PSOE que culpan al Gobierno central de distinto color, en una política de queja permanente.

El resultado es, para Recarte, que “ese populismo ha terminado de permear a los dos grandes partidos”, y subrayó que “el primero que ha dejado de serlo es el Gobierno de Zapatero en el mes de mayo”, con los recortes de gasto, frente a la oposición del PP.

En este sentido, Recarte hizo hincapié en “la responsabilidad compartida de los dos grandes partidos, ninguno ha sido capaz de hacer una política nacional”.

Así, recordó, que frente a la propaganda de algunos, lo cierto es que “las transferencias más importantes, el cambio más radical ocurre en el 93 cuando el PSOE pierde la mayoría” y, sobre todo, “la segunda en los gobiernos de Aznar, con las transferencias no sólo de competencias, sino de más tributos y capacidad normativa”.

El resultado de estas cesiones de Aznar fue “un auténtico galimatías con un sistema fiscal diferente en cada autonomía”.

 Recarte concluyó que “la tragedia de España es la combinación de unos partidos políticos sin patriotismo, populistas, y una sistema autonómico imposible de financiar”.

El presidente de Libertad Digital señaló que Zapatero en mayo “tenía que haber cortado el gasto autonómico, que está completamente desaforado”, ya que las autonomías “se van a poder seguir gastando lo mismo de los impuestos recaudados por la administración central que el año anterior” y “el ajuste se ha producido en un presupuesto, el de la administración central, que ya es muy pequeño”.

Recarte subrayó que pese a que “en la Constitución dice que el Estado controlará el gasto autonómico, nunca controla, nadie audita el gasto de las autonomías”.

El problema es, a su juicio, que no hay ningún líder ni partido político que esté dispuesto a ejercer este control. “No veo yo a Rajoy…”, constató Recarte. Por ello, “estamos abocados para resolver ese problema, que es el cáncer de la política española, a hacer una reforma constitucional”.

Además de los partidos políticos, Recarte es muy crítico con el papel del Rey en este desmoronamiento nacional que vivimos.

“En la Constitución se dice que el Rey además de ser el jefe de los ejércitos, debe arbitrar y moderar el funcionamiento de las instituciones”, pero “pensó que lo más importante que tenía que hacer era consolidar la Corona para demostrar a los socialistas que podían gobernar con él, puso demasiado énfasis en la corona y demasiado poco a las competencias de la jefatura del Estado”

Esa “renuncia” del Rey en ejerce el papel de Jefe de Estado, que inicialmente le atribuía la Constitución, ha provocado, en opinión de Recarte que “el jefe del Estado sea el jefe de Gobierno en un sistema de partidos que se ha convertido en una oligarquía, lo que hace que la monarquía no funcione”.

Este miércoles, Alberto Recarte visitará de nuevo el plató de Es la noche de César para seguir analizando este segundo informe sobre la crisis.

 

3.- “El PP está siendo más populista que el Gobierno”

 

En esta ocasión, César Vidal ha comenzado interrogando a Recarte sobre la reforma laboral que ha propuesto el Gobierno. “No es suficiente”, concluye Recarte, “su objetivo no es reducir el desempleo, sino preparar el mercado laboral por su hay una reactivación”.

En este sentido, la clave reside en “modificar el sistema de convenios colectivos”. A modo de ejemplo, ha dicho que “no se puede aplicar a una PYME, el mismo convenio que está pensado para El Corte Inglés”.

 

– Los sindicatos.

En cuanto al papel de los sindicatos en España, Recarte lo tiene claro, “son el Lobby de los trabajadores con contrato indefinido“.

Además, ha recordado la escasa representatividad que tienen y ha lamentado que no den cuenta de los gastos en los que incurren pese a estar financiados “con los impuestos de todos” y por eso “tenemos derecho a saber en qué se gastan el dinero”.

 

 

 – Autonomías.

En esta ocasión, ha abundado en una de las principales claves de este Informe Recarte 2: la irresponsabilidad en el gasto del sistema autonómico y en la necesidad de ir hacia un estado federal en el que cada comunidad autónoma recaude sus propios impuestos y se haga responsable de sus gastos.

La única ideología de los políticos en las Comunidades Autónomas, es “la del gasto”. Algo que contagia a “los políticos de la administración central”.

Para Alberto Recarte, “lo que es escandaloso es que las autonomías tengan problemas económicos con la cantidad tan grande de dinero de todos nosotros que se les da”.

 

 

– El PP, Partido Populista.

Uno de los principales problemas con los que se enfrenta España es el horizonte a medio plazo. De cara a 2011 y 2012, Recarte concede que el Ejecutivo logre alcanzar sus objetivos de reducción de déficit, pero esto “no es suficiente”.

La verdadera dificultad será recortar las transferencias a las autonomías. Y en 2012, sea quien sea el partido que gane, “si no se atreve a recortarle a las autonomías”, estaremos “al borde de la suspensión de pagos”.

En este sentido, afirma que del partido que menos se fía es del PP, ya que “está siendo más populista que el Gobierno. Está diciendo que no pasa nada, que es exactamente lo mismo que decía Zapatero”.

 

 

 – Pensiones.

Otro de los asuntos que ha tratado en profundidad ha sido el de las pensiones, “un asunto muy complejo”, ha dicho.

Después de dejar claro que este sistema “no puede quebrar por definición”, ha señalado que si los cotizantes se quedaran “todo su dinero” y lo “metieran en un fondo privado”, después de 35 años de trabajo, lo que les quedara sería una pensión menor de lo que le daría la Seguridad Social. “Eso hay que asumirlo”, ha dicho.

En su opinión, es necesario hacer “un ajuste en las pensiones y en cómo se calcula para bajar la pensión media“.

Pero no sólo eso, “sino también una reforma del sistema fiscal”. En su opinión ahora es el momento de bajar el impuesto de sociedades y subir los impuestos sobre las rentas de capital e incluso el IRPF. También los impuestos especiales y el IVA. Pero, “retrasar la edad de jubilación” es “absolutamente fundamental”.

 

4.- “El que gane las elecciones tendrá que recortar 30.000 millones más”

 

En una rueda de prensa muy clara pero un tanto desesperanzadora, como el propio contenido de El desmoronamiento de España, Alberto Recarte ha presentado a los medios la segunda parte del exitoso Informe Recarte, que el año pasado se convirtió en un sorprendente éxito editorial vendiendo decenas de miles de ejemplares.

De una forma un tanto telegráfica pero muy contundente, Recarte ha desgranado y analizado los problemas más importantes, tanto de índole política como económica, que aquejan a España, incluyendo algunos de carácter internacional como la guerra de divisas que han desatado China y algunos países asiáticos y que ha llevado al autor a afirmar que es partidario “de un arancel del 10% a todos los productos chinos”.

Según Recarte esto no sería “empezar una guerra comercial, sino seguir la que ellos han empezado hace diez años”. Además, considera “inevitable” el enfrentamiento y que si no se ataja esa política “la recuperación económica será muy difícil no sólo para España sino para muchos otros países”.

 

–  El problema autonómico y el déficit.

Buena parte de la intervención de Alberto Recarte se ha dedicado a desgranar uno los grandes problemas de España a día de hoy: “Una descentralización brutal e irresponsable”, ya que las CCAA no recaudan impuestos y, en la práctica, los ayuntamientos tampoco lo hacen mucho.

Por si esto no fuera suficiente se agrava con una justicia que no es independiente y que, por lo tanto, “no puede controlar a los otros poderes”, lo que ha derivado en que los partidos se conviertan en organizaciones no democráticas y el régimen en “una partitocracia”.

Además, el estado autonómico no ha servido para solucionar uno de los problemas para los que en principio estaba diseñado: las desigualdades de renta entre diferentes zonas del país. De hecho, según Recarte “vuelve la división radical entre norte y sur”, entre “una España de empresas prósperas y capitalizadas y otra de desempleados”.

No sólo eso, es que la propia distribución del mercado de trabajo no es sostenible: de los 19,4 millones de trabajadores que actualmente tienen un empleo “sólo 14,4 son realmente productivos”, mientras que los cinco restantes son funcionarios y empleados de las administraciones que ofrecen servicios de distinto tipo, algunos necesarios, pero que no son productivos.

Así que los primeros 14,4 tienen que sostener a los 5 millones de empleados de la función pública, a otros tantos parados y a ocho millones de pensionistas. Obviamente, esa situación no puede durar mucho.

En este sentido uno de los cambios que Recarte considera imprescindible es evolucionar hasta un estado federal que incluya la corresponsabilidad fiscal de las autonomías y un recorte de las transferencias, porque la actual situación ha degenerado en la aparición “de partidos comunitarios absolutamente populistas que sólo piensan en gastar, gastar y gastar” y que incluso “han convertido en populistas a los propios partidos nacionales”.

Pero la realidad dejará pronto de admitir ese populismo: “El que gane las elecciones de 2012 se va a encontrar con que tiene que recortar 30.000 millones más“.

Una cifra que sólo podría sacarse “de las transferencias a las comunidades autónomas y también de prestaciones sociales como la educación o la sanidad”, algo que “políticamente sería muy difícil”.

 

 

–  Las dos crisis de Europa.

Recarte señala que a la crisis financiera internacional que venían sufriendo algunos países de Europa, especialmente aquellos que habían pasado por una burbuja inmobiliaria como España, Reino Unido o Grecia, se le ha unido una segunda, la crisis del Euro, que hasta tal punto es importante que “la única política económica que se está aplicando son reducciones del déficit para que la moneda única no desaparezca”.

Hay varias razones que explican esto, pero principalmente que la moneda “ha sido mal diseñada” y que los criterios de admisión “eran imprescindibles pero no suficientes”.

En este sentido, antes de la entrada del Euro se tendrían que haber puesto en marcha reformas de mucho más calado como “un presupuesto comunitario único” y eliminar las rigideces de “algún mercado de trabajo” como, por supuesto, el español.

Estos problemas con el Euro están siendo especialmente graves para España, ya que sin la moneda única “probablemente no habría habido un contagio tan fuerte de la crisis”.

Eso sí: “España no habría crecido tanto, habría menos inmigrantes, se habría creado menos empleo, pero no se habría inflado tanto la burbuja”. Además, “no tendríamos un problema de endeudamiento nacional porque los inversores no nos habrían prestado tanto dinero ni locos”.

 

5.- Entrevista en EL MUNDO / DOMINGO 17 DE OCTUBRE DE 2010.

 

MERCADOS ofrece en exclusiva un adelanto del último libro de Alberto Recarte, con extractos del capítulo sobre el futuro del país.

Alberto Recarte, economista del Estado, consejero de numerosas compañías y presidente de Libertad Digital explicó con detalle en su celebrado El informe Recarte 2009 cómo un mundo feliz y globalizado pasó a ser, en un suspiro, el campo de cultivo perfecto para la peor recesión en décadas.

Ahora, en El desmoronamiento de España. La salida de la crisis y la política de reformas, obra de la que MERCADOS ofrece los siguientes extractos, Recarte disecciona la situación de la economía española y esboza sus recetas para recuperar la senda de crecimiento.

 

► DÉFICIT PÚBLICO.

Desde la crisis griega, en febrero de 2010, los problemas fundamentales de la economía española han dejado de ser la crisis, el desempleo o los problemas financieros para pasar a ser el de si el gobierno será capaz de reducir el déficit público desde el 11,2% del PIB de 2009 al 3% del PIB de 2013.

La opinión unánime de las instituciones europeas, el FMI, los analistas y los inversores es que si el gobierno español no fuera capaz de asegurar ese resultado, sería imposible financiar en el exterior el proceso de ajuste, lo que se traduciría en la suspensión de pagos de nuestro país.

Un resultado que nadie quiere por las repercusiones que tendría en el euro como moneda única, en la supervivencia de algunas instituciones europeas y por las nuevas provisiones que necesitaría el grueso de la banca europea, que tendría que acudir nuevamente a los Estados en los que está domiciliada para volver a ser recapitalizada.

Para saber si el objetivo de reducción de déficit público es posible, es necesario que se cumplan otros objetivos previos.

1. Que la proyección de crecimiento del PIB en el periodo 2010-2013 sea realista.

2. Que los ingresos fiscales crezcan al mismo ritmo que el PIB o que lo hagan más que proporcionalmente, si se producen cambios fiscales en la estructura o los tipos de los principales impuestos.

3. Que el programa de reducción del gasto público se conozca, sea realizable y se ejecute.

 

►DIFICULTADES INTERNAS.

Se alcance el 3% de déficit público en 2013 o se limite a un 5%, como parece probable, todo este ejercicio descansa en una premisa: la de que la economía española ya ha alcanzado un punto de inflexión en su decrecimiento real, o que lo alcanzará en 2010 y, a partir de 2011, volverá a crecer hasta tasas reales del 2,5% en 2012 y el 2,7% en 2013, según el gobierno.

En los últimos 130 años de nuestra historia económica nunca hemos salido de la parte baja de un ciclo económico sin recurrir a la reducción de las importaciones, al aumento de las exportaciones y al descenso de los precios y salarios nacionales en relación con los de nuestros competidores extranjeros.

Eso se llama devaluación, sin una inflación significativa posterior, que volvería a erosionar la competitividad de la economía. Ahora lo vamos a intentar sin devaluación, integrados en el euro. No sólo nosotros, sino todos los países periféricos del euro, incluidos Italia e incluso Francia.

Tenemos a favor que el grueso de nuestro comercio exterior lo realizamos con países europeos también miembros del euro, y que Italia, Francia, Grecia o Portugal tienen los mismos problemas de competi-tividad que nosotros.

Alemania es harina de otro costal porque, aunque dentro del euro, continúa mejorando su competitividad frente a todos los miembros del euro sobre la base de acuerdos salariales y de condiciones de trabajo más exigentes que las nuestras.

Al margen de esta ventaja, España tiene otras dos. La primera es que todavía conserva un margen de la competitividad que ganó en 1998, cuando se fijó el tipo de cambio de la peseta con el euro.

Es una de las razones por la que la participación de las exportaciones españolas en el total mundial se ha mantenido y ha mejorado desde esa fecha.

La segunda, que los beneficios empresariales y las rentas personales generados en el ciclo ascendente (94-07) han permitido el fortalecimiento tecnológico de muchas empresas, capaces de resistiry de aumentar sus exportaciones en un contexto mundial con mucha mayor competencia.

Pero hay que aceptar otra evidencia. Dado el endeudamiento de empresas y familias, y con un sector de la construcción que continúa reduciéndose, la única forma de volver a crecer es exportando. En el mercado interior no se puede crecer ni crear empleo.

 

►ESTADO DE BIENESTAR.

España es hoy, probablemente, uno de los países más generosos del mundo con los desfavorecidos, y también, seguramente, el que presta esas ayudas de la forma más indiscriminada y descontrolada. Un fiel reflejo de la falta de control que, a su vez, tiene el gasto de las autonomías.

La economía española, aunque crezca impulsada por las exportaciones de bienes y servicios en los próximos años, no será capaz de generar recursos impositivos suficientes para pagar esa enorme carga que nos hemos echado encima.

Para salir de la crisis hay que hacer reformas y entre ellas se encuentran las que reducen los gastos de las autonomías en Estado de Bienestar, las transferencias sociales a los desempleados, el gasto en políticas activas de empleo, el gasto en incapacidad laboral transitoria y el gasto en pensiones públicas. Junto a una necesaria reforma tributaria para asegurar un incremento de los ingresos tributarios en el periodo 2010-2013.

Será necesario, además, reducir el total de empleados en las administraciones públicas. Si no se toman todas esas medidas fracasará el control del gasto público y la política de reducción del déficit público.

Para la Unión Europea y el FMI llegar al 3% de déficit en 2013 puede ser un objetivo imprescindible para mantener la estabilidad del sistema financiero mundial.

Para los españoles, reducir el déficit público con la adopción de las políticas a las que se ha hecho referencia es mucho más: es la única vía para evitar que los gastos públicos y los impuestos necesarios para sostenerlos hundan la recuperación de la economía española.

 

– Audios.

Es la mañana de Federico: Recarte presenta El desmoronamiento de España

Entrevista de César Vidal a Alberto Recarte

Entrevista de César Vidal a Alberto Recarte (II parte))

 

Entrevista de LD Libros

 

  – Galería de fotos.

Rueda de prensa del segundo Informe Recarte

  

– El desmoronamiento de España. El informe Recarte 2

¿Dónde Comprar?

– Librerías
– Grandes superficies
– La casa del libro
(click aquí)
– Fnac (click aquí)
– El Corte Inglés(click aquí) 

  

 

El informe Recarte 2009

¿Dónde Comprar?

– La casa del libro (click aquí)
– Fnac (click aquí)
– El Corte Inglés(click aquí)

 

– Videos.

César Vidal entrevista a Alberto Recarte en Es la Noche de César 

César Vidal entrevista a Alberto Recarte en Es la Noche de César (II parte)

Tertulia de Federico: Presentación El Informe Recarte 2 en Es la mañana de Federico

Tertulia económica con Tomás y Recarte: El Informe Recarte 2

Debates en Libertad: Recarte Enmienda la totalidad

Nota: Bueno sin ningún desperdicio el material del Señor Recarte.Que se marchen de una santísima vez los incompetentes, queremos profesionales en todas las áreas.

              F.D.O

                         Catt69

 

Comentarios sobre CXVI. El Informe Recarte II.

– Más Recarte: El desmoronamiento de España.¿Hacia dónde se dirige el sistema público de pensiones?.

http://www.libertaddigital.com/economia/hacia-donde-se-dirige-el-sistema-publico-de-pensiones-1276406437/

– Sin complejos.

 Recarte: “El euro es difícil que sobreviva dentro de cinco o seis años”.

http://www.esradio.fm/recarte-el-euro-es-dificil-que-sobreviva-dentro-de-cinco-o-seis-anos-1276406910/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s