Goya. Exposición Web. XLIX.

Publicado: 12/02/2011 en Uncategorized

Francisco José de Goya y Lucientes; Fuendetodos (pueblo zaragozano), España, 1746 – Burdeos, Francia, 1828. Pintor y grabador español. Fué el artista europeo más importante de su tiempo y el que ejerció mayor influencia en la evolución posterior de la pintura, sus últimas obras se consideran precursoras del impresionismo.

Aprendió de su padre el oficio de dorador, pero decidió dedicarse a la pintura. En Zaragoza recibió sus primeras enseñanzas.

Fué a la escuela del padre Joaquín donde conoció a su amigo íntimo Martín Zapater y parece que acudió a la Escuela de dibujo de José Ramírez. Con doce años aparece documentado en el taller de José Luzán.En este taller conoció a los hermanos Bayeu.

De viaje por Italia con su maestro, José Luzán, discípulo de Lucas Jordán, estudió el barroco italiano, constituyendo este su primer aprendizaje.

De regreso a Zaragoza realizó sus pinturas murales del Pilar; luego se trasladó a Madrid para formarse junto a Francisco Bayeu, con cuya hermana se casó en 1775, estableciendose definitivamente en Madrid.

Bayeu le proporcionó trabajo en la Real Fábrica de Tapices; bajo la dirección de Antón Rafael Mengs, para la que realizó sesenta y tres cartones, en su mayoría escenas idílicas.

Goya pintó escenas costumbristas hasta la edad de 40 años, alternando con retratos y obras religiosas que le dieron gran prestigio.

Protegido de la Duquesa de Osuna le permitió convertirse en 1785, pintor del rey Carlos III; ingresando en la Academia de San Fernando, y en 1799,  pintor de camara del rey Carlos IV; realizando para el soberano el famoso retrato La familia de Carlos IV, que se considera una de sus obras maestras.

También fué retratista de la aristocracia madrileña, con obras muy valoradas, como La condesa de Chinchón o las famosas La maja vestida y La maja desnuda; dice la leyenda popular que las majas representan a la duquesa de Alba, quien habría mantenido con el artista una relación amorosa.

Hacia 1790, padeció una enfermedad que le dejó sordo, dolencia que influyó en su obra posterior , segun los estudiosos. La sordera le inclinó a aislarse y ver lo negativo de la sociedad.

Visión que plasmaría hacia 1799, con una de sus grandes series de grabados, Los caprichos; ochenta y dos aguafuertes que constituyen una crítica feroz de la sociedad civil y religiosa de la época. En esta serie aparecen ya algunos personajes extraños y macabros que acabarán protagonizando obras posteriores del maestro.

Por esos mismos años, se ocupó de la decoración al fresco de la ermita de San Antonio de la Florida, donde realizó una obra de gran impacto escenográfico.

En 1808, la invasión de España por las tropas napoleónicas colocó al artista como pintor de José Bonaparte. Plasmó los horrores de la guerra en obras como El 2 de mayo y Los fusilamientos del 3 de mayo, que reflejan los dramáticos acontecimientos de aquellas fechas en Madrid.

Además, en los sesenta y seis grabados de Los desastres de la guerra (1810-1814), dio testimonio de las atrocidades cometidas por los dos bandos.

Tras la guerra, Fernando VII, le repone en su puesto de pintor de cámara a pesar de haber sido retratista de José I (hermano de Napoleón). A pesar de ello, Goya se aísla del trato mundano ya que deplora, como liberal convencido, los excesos del absolutismo. 
 
En 1815 se retiró de la vida pública Y en 1819 experimentó una recaída de la misteriosa enfermedad que lo había dejado completamente sordo.

Ello, unido a su nueva vida en soledad en la Quinta del Sordo, casa solariega que había comprado poco antes, debió de contribuir a la exacerbación imaginativa de que el artista dio muestras en la decoración de su nueva vivienda: catorce murales de gran tamaño con predominio de los tonos marrones, grises y negros, sobre temas macabros y terroríficos.

Estas obras, conocidas  como Pinturas negras, han  consolidado el reconocimiento del genio de Goya, tanto por su originalidad temática como por su técnica pictórica de pincelada amplia y suelta.

Decidió abandonar España como consecuencia de la represión absolutista y se trasladó en 1824 a Burdeos, donde residió hasta su muerte en 1828, hasta el final cultivó la pintura y el grabado. La lechera de Burdeos y algunos retratos ilustran la evolución del genio hacia una concepción de los valores plásticos que anuncia el impresionismo.

Fallece  en la noche del 15 al 16 de abril de 1828, a la edad de 82 años. Sus restos mortales descansan desde 1919 bajo sus frescos de la madrileña ermita de San Antonio de la Florida, a pesar de que le falte la cabeza ya que parece que el propio artista la cedió a un médico para su estudio.

Durante este más de medio siglo como pintor produjo alrededor de setecientas pinturas, doscientos ochenta aguafuertes y unos mil dibujos.

Goya representó seis estilos diferentes en sus obras: costumbristas, retratos, pinturas religiosas, temas patrióticos, pinturas negras, grabados y dibujos .

– Costumbristas:

Destacan sobre todo los cartones para tapices, se ve reflejada la vida de Madrid en ferias, romerías, y juegos.

– Retratos:

Es el género en el que tuvo una actividad más constante como consecuencia de la exigencia de su clientela. No se limitó a pintar los rasgos físicos, sino que mostraba la simpatía o antipatía que le inspiraba el personaje. Son numerosos los retratos de la familia real de Carlos IV.

Entre los retratos masculinos destacan el de “Jovellanos” y el del “Conde de Fernan Nuñez”, y entre los retratos femeninos, por los que mostró una especial predilección están ” La maja desnuda” y “La maja vestida”, también encontramos entre este tipo de retratos a la “Condesa de Chinchón”. Los retratos de niños como los que aparecen en “la familia Osorio”, muestran el carácter de Goya.

– La pintura religiosa:

Goya no destacó como pintor religioso, incluso los frescos de “San Antonio de la Florida” se concibe como escenas populares. no obstante pintó temas como el dramático “Prendimiento de la Catedral de Toledo” y “La última comunión de San José de Calasanz”.

– Pintura de tema patriótico:

Destacan entre este tipo de cuadros, y que representan el inicio de la Guerra de la Independencia, las dos gigantescas composiciones del Museo del Prado. En ellas se representan auténticas epopeyas de movimiento y dolor: “La carga de los mamelucos” en la Puerta del Sol, “el 2 de mayo” y ” Los fusilamientos del tres de mayo”.

– Pinturas negras:

El negro fue descubierto por Goya en sus últimos temas costumbristas. El oscurecimiento de tonos le servia para crear una atmósfera en los cuadros de crítica social, siendo representativo de esta serie “El coloso”.

– Grabados y dibujos:

Como grabador  se inspiró en Durero y Rembrant. Todas las posibilidades de expresión en los rostros o de la luz en las atmósferas se consiguen con las manchas negras y los rayados.

En “Los caprichos” nos encontramos un mundo similar al representado en las pinturas negras, aunque también se representa el sufrimiento por los excesos provocados por una contienda en “Los desastres de la guerra”, o la fuerza y el movimiento de la serie de estampas de la tauromaquia.

– Video Goya,pintor de luces y sombras.

http://www.youtube.com/watch?v=yKA45gYMd_4

-Video Goya, los desastres de la guerra.

http://www.youtube.com/watch?v=n65xwRBXgWgSaturno devorando a sus hijos (1819-1823).Museo del prado-Madrid.

Nota: Mira Zp, Goya pintó este retrato tuyo, el problema es que no sabemos si eres el devorador o su merienda, lo sabremos en un futuro próximo.

              
             F.D.O
     
                  Catt69.

              
       

Ver fotos de XLIX. Goya. Exposición Web. »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s