Republicanos españoles, la nueve y la liberación de París.2º. XXXVII

Publicado: 15/01/2011 en Uncategorized

Hacia los Vosgos.

El paso del Mosela marca una etapa de calma,  guerra de posiciones donde se  realizan operaciones de reconocimiento, de inteligencia y de toma de prisioneros para interrogarles. El barro otoñal es un enorme inconveniente, para las operaciones y se aprovecha el tiempo para otros menesteres.

Entre ellos para recibir condecoraciones. De Gaulle impone a Dronne la Croix de la Libération, a Campos y a Fermin Pujol la Medaille Militaire, y a López Cariño la Croix de Guerre avec palme.

También se hace balance : la compañía tiene, a 30 de septiembre un total de 154 hombres en total de los que aproximadamente cuarenta son nuevos reclutas que han venido a sustituir a los muertos, heridos y enfermos. En cuanto al material, está al completo, listo para iniciar de nuevo la marcha.

Se instalan en Xaffevillers, donde organizan un dispositivo de defensa, y realizar diversas patrullas de exploración. El 14 de octubre es un día tranquilo, alterado súbitamente por una inusual agitación de los pájaros en la cercana arboleda.

Sospechando de un  movimiento del enemigo, Dronne encarga a Campos que envíe una patrulla con hombres de su sección, la 3ª. Parten 13 hombres al mando del sergent-chef Fábregas, casi un “alter ego” de Campos, quien permanecerá en alerta con el resto de la sección por si tiene que intervenir.

La patrulla es un grupo de cabeza de siete hombres con su armamento individual, y un grupo de apoyo de cinco hombres al mando del sargento Pedro Castillo, con una ametralladora del calibre 30.

La patrulla discurre con tranquilidad, sólo se ve gente trabajando en el campo. Fábregas decide ir a Ménarmont dividiendo la patrulla en tres escuadras: una, en la que irá él con Reiter, Bodiot, Patricio y Vázquez. Otra, de cuatro hombres con la ametralladora, y una tercera con un cabo y otros tres hombres.

La situación inquieta a Campos, que prepara un half-track con la orden de penetrar en el lindero norte del bosque en cuanto se escuchen los primeros tiros.

Fábregas y su escuadra llegan al pueblo, apenas han entrado varias ráfagas de armas automáticas de dejan oír desde varios puntos. Inmediatamente un grupo de alemanes intenta cercar al grupo pero son detenidos por el fuego de la tercera escuadra de la patrulla.

Acude el half-track de Campos, y el propio Dronne envía dos semiorugas más y dos carros ligeros, pero ya no pueden hacer nada por salvar la vida de Fábregas y Vázquez, que han muerto en el acto. Una pérdida dolorosa para Campos, Dronne djo que, no volverá a ser el mismo desde entonces.

Por lo demás Octubre fué un mes monótono que los alemanes aprovecharán para reforzar sus defensas en los Vosgos.

Pieza clave de esta línea defensiva es Baccarat, cuya toma permitiría enfilar directamente el gran objetivo estratégico: Estrasburgo. Leclerc quiere atacar Baccarat eludiendo la ruta más fácil y previsible, ha escogido el difícil bosque de Mondon, para sorprender a las defensas alemanas.

El audaz ataque, ejecutado el 31 de octubre, obtiene un excelente resultado y la vanguardia francesa entra en Baccarat. En esa jornada, La Nueve se ha apoderado de Hablanville y Pettonville, dejando para el día siguiente la toma del pueblo de Vaqueville.

Granell, Campos, Lafuente y algunos hombres más han localizado un panzer y lo intentan destruir con un bazooka defectuoso. Al final lo consiguen pero Campos resulta herido, lo que , sumado a la muerte de Fábregas y a la enfermedad de Reiter deja a la 3ª sección huérfana de líderes.

El ataque sobre Vacqueville tiene lugar el miércoles 1 de noviembre. La Nueve va acompañada de dos secciones de carros medios, de una sección de ingenieros de dos cazacarros de los fusileros marinos, morteros y apoyo de la artillería.

 Dronne planifica  la operación. El ala derecha de ataque progresa a pesar de la artillería alemana y desaloja al enemigo de Xermamont.

En el ala izquierda la sección de Moreno se enfrenta a un Mark IV apoyado por infantería. Lucas Camons, ayudado por Juan Pérez Vallespí, que ha sido herido en la cabeza por una granada cuya metralla ha atravesado su casco, emplea el bazooka desde una ventana, disparando cinco proyectiles hasta conseguir incendiar y destruir el carro.

Por su parte Gualda, sergent-chef, captura un semioruga después de eliminar a sus cuatro tripulantes.

Finalmente la sección enlaza con los hombres de Granell que han penetrado por el centro. La maniobra ha sido ejecutada limpia y brillantemente. Los combates continúan dentro del pueblo.

Hay carros y vehículos blindados alemanes que es necesario neutralizar con los bazookas , y José Castillo hará lo propio mientras que Julián Perea no lo conseguirá, y caerá muerto junto con el sergent Antonio Cariño.

La 2ª sección se encuentra en una posición más comprometida, han resultado heridos Antonio Domínguez y Amado Liébana. Dronne envía  blindados y pone a los prisioneros capturados a despejar las calles del pueblo para permitir su paso.

Más tarde interviene la aviación estadounidense y la batalla se dá por ganada, lo comprueba personalmente el general Leclerc, en una visita sorpresa.

Se limpian los últimos focos de resistencia y organizan las defensas frente a un posible contraataque alemán, que finalmente no se realiza, aunque sí algún bombardeo ocasional. El 3 de noviembre el ejército estadounidense tomará el relevo y La Nueve se recuperará en el semidestruido pueblo de Azerailles.

La campaña de Lorena ha terminado y comienza la de Alsacia. La siguiente meta será la liberación de Estrasburgo, verdadera obsesión de Leclerc, juró en Koufra no descansar hasta ver la bandera francesa ondear en la capital de Alsacia.

Badonviller.

A primeros de noviembre La Nueve necesita refuerzos. Sus efectivos se han reducido a 2 oficiales y 136 hombres entre suboficiales y tropa, hay bastantes enfermos a causa del frío y la humedad; además los vehículos, en un otoño de barro, tienen numerosas averías.

A pesar de ello, el 10 de noviembre la compañía es puesta en marcha integrada en el sous-groupement Putz, ascendido a teniente coronel. Por su parte Dronne obtiene un permiso que le permitirá visitar a su familia por primera vez desde 1939, pasando el mando de la compañía a Amado Granell.

El mando aliado decide que la 2e DB apoye el ataque de la 44 y la 79 divisiones de infantería estadounidenses, encargadas de abrir una brecha en el frente y explotar la ruptura ya conseguida. De los tres “Groupements”, dos apoyarán directamente el ataque , mientras que el GTV, donde se encuentra La Nueve, se mantendrá en la reserva.

Comenzada la ofensiva, los estadounidenses encuentran algunas dificultades en el flanco sur,  Leclerc decide enviar el “sousgroupement” La Horie contra Badonviller. Esa imprevista decisión tendrá graves consecuencias para La Nueve.

El día 16 el lieutenant-colonel La Horie ha concedido permiso para pasar un día en Nancy a una sección entera, a la que deberían seguir las demás por turno. Sin embargo, ese mismo día La Horie recibe la orden de reunir inmediatamente a la compañía para el ataque sobre Bandoviller. Con un tercio de La Nueve de permiso y la mitad de los vehículos fuera de uso no es posible cumplir adecuadamente la tarea,  aún así Granell intenta localizar a los hombres de permiso, dispersos por Nancy.

Obtiene  permiso para retrasar hasta el día siguiente la salida de la compañía, en realidad una amalgama formada por toda clase de personal, incluidos oficinistas, mecánicos, y sólo cinco half-tracks.

Por su parte, el lieutenant Thevenet, incorporado a La Nueve, dispone de un destacamento en el que, además de otros 4 semiorugas de la compañía, dispone de dos carros medios, tres ligeros, un half-track de ingenieros y otro de sanitarios. Inicia así un reconocimiento de Badonviller, operación comprometida como todas las que exigen que unidades blindadas penetren en núcleo urbano repleto de puntos bien escondidos desde los que hacer fuego contracarro.

En este caso, con gran esfuerzo, los blindados consiguen destruir las posiciones de los letales cañones alemanes del 88, dejando que la infantería combata casa por casa.

Hacia el final de la mañana, el pueblo está  bajo control pero La Nueve ha perdido temporalmente a tres de sus cuatro oficiales. Granell asume la responsabilidad de conservar Badonviller, será requerido para un nuevo ataque, hacia el norte. Granel expone con calma a La Horie la situación de su compañía, diezmada y con muchos reclutas sin experiencia. La Horie rectifica y encarga a La Nueve una misión defensiva, para luego mantenerse en reserva.

El balance de pérdidas es importante: La Nueve ha tenido seis muertos: los sargentos Manuel Bullosa y Jean Duros y los soldados Antonio Martínez, Roger Botcazon, Nicolás López y Louis Duchastel. Entre los heridos hay varios españoles : el sergent-chef Pedro Castillo, los sergents Vicente Mateo y José Lafuente y los soldados Manuel Salinas y Manuel Arce. Castillo y Lafuente fallecerán en los días siguientes. También morirá el propio lieutenant-colonel La Horie.

Badonviller marcará el declive español de La Nueve por las bajas y los reemplazos franceses de origen. Granell reorganizará la compañía, encargando el mando de las secciones de combate, a Zubieta, Callero y Blanco. El 20 de noviembre Putz visita a La Nueve y felicita a sus hombres por su coraje en Badonviller.

Anuncia la sustitución de Granell por el capitán de Castellane hasta el regreso de Dronne. Granell está extremadamnete cansado, arrastrando una mala salud desde hace semanas. El día 22 abandona  La Nueve pasando a realizar funciones organizativas, no estará presente en la  liberación, ese mismo día, de Marmoutier.

En esta fase del avance hacia Estrasburgo el protagonismo se lo lleva el entonces lieutenant-colonel Massu, cuyo “sous-groupement” ejecuta una ruptura y posterior penetración en el frente alemán; habilitará la toma de Saverne, base de partida para el ataque definitivo sobre la capital de Alsacia.

El 22 de noviembre de 1944, obtenida la conformidad del general Hailslip, Leclerc ordena el avance sobre Estrasburgo para el día siguiente. Cada “Groupement” tiene un sector establecido, correspondiéndole al GTV el ataque desde el sur. El honor de ser los primeros en entrar en la ciudad corresponderá a la 3ª y 4ª compañías del RMT, en una progresión sorprendente, penetra en el centro de Estrasburgo anticipando la entrada del grueso de la división.

La resistencia alemana se derrumba rápidamente, salvo en el puente ferroviario de Khel. En los tres días siguientes  limpian los alrededores de la ciudad,  empleandose a fondo el GTV; al final la bandera tricolor ondea en la catedral, y se da por cumplido el juramento de Koufra.
La bolsa de Colmar.

El 27 de noviembre Dronne retoma el mando de La Nueve, está llena de jóvenes reclutas acogidos paternalmente por los veteranos, y su adjunto al mando, ya no es español( De Lattre) sino francés.

La 1ª sección tiene 37 hombres y cuatro half-tracks. La manda Moreno. La 2ª tiene 41, y cinco half-tracks, al mando de Callero. La 3º se entrega al novato aspirant d’Aboville, a la espera del regreso del herido Campos.

Sus 41 miembros, en 5 semiorugas , pondrán a prueba las dotes de mando del recién llegado La sección de mando y de reparaciones está al completo con 14 hombres. La caída de Estrasburgo abre una larga batalla por la liberación de Alsacia que se prolongará entre el 28 de noviembre de 1944 y el 10 de febrero de 1945.

Los alemanes conservan una zona de Los Vosgos sólidamente consolidada entre Estrasburgo y Mulhouse, la llamada “bolsa de Colmar”, en cuyo borde norte la 2e DB ejercerá una presión continua durante el mes de diciembre.

En aquellos momentos se plantea la integración de la División en el 1er Ejército francés, mandado por De Lattre de Tassigny, y aquello no es del agrado de Leclerc, que teme que tal cosa perjudique el espíritu y la capacidad táctica de la 2e DB, puesto que mantiene diferencias de concepto y de método con De Lattre.

La campaña de invierno se hace larga y muy ardua a causa de la nieve y el frío. Durante los primeros días del mes de diciembre La Nueve se moverá poco.

Habrá novedades interesantes; se incorpora un nuevo recluta español, que proviene de Alemania, de donde se ha evadido. Sabiendo que había una compañía de españoles ha corrido a alistarse.

Otro asunto al que se refiere Dronne casi de pasada es  la existencia de un grupo de anarquistas españoles que se incorporaron clandestinamente a la compañía para  conseguir armamento sobre el terreno y usarlo en España. De esta historia se ha hecho eco Eduardo Pons Prades, a quien se la contaron Joaquín Blesa y “El Murciano”.

Dronne cuenta cómo consiguió, de manera un tanto irregular, un half-track suplementario que puso al servicio de Campos, quien en compañía de Bullosa  formó un misterioso “corp franc” sobre el que nada añade. Tal cosa demuestra que la admiración que Dronne sentía por Campos era tal que incluso le permitió propiciar algo tan irregular como una especie de “ejército privado”, al estilo británico, dentro de su compañía.

Diciembre fue también el mes en el que se dejó sentir con mayor intensidad el malestar de los españoles de La Nueve. La nostalgia, el peso de la larga separación de sus familias, el deseo volver a casa, la falta de permisos, frío y  humedad inmisericordes y a unas condiciones de vida muy difíciles.
 
Para los más activos políticamente, había llegado la hora de volver las armas contra Franco, ahora con el nazismo cercano a su derrota.Ya  había casos de deserción que se incorporaron a la fallida invasión del valle de Arán, se pensaba que los aliados terminarían por invadir España, ignorando que Franco ya buscaba acomodo a la nueva situación.

El 13 de diciembre, tres destacamentos del III/RMT, entre los que se encuentra La Nueve atacan Witterheim, tomándola con facilidad. En lugar de aprovechar el efecto sorpresa, la compañía recibe orden de replegarse, para posteriormente atacar Binderheim. Ataque en el que el esfuerzo principal deberá hacerlo la infantería, puesto que sería suicida enviar carros y blindados por una sola carretera que no podrían abandonar por las condiciones del terreno.

Dronne organiza el avance con pesimismo, consciente de las dificultades de la operación. Situó en punta un carro, un tank-destroyer y el half-track de mando de La Nueve, para ofrecer apoyo de fuego. La niebla perjudica  la visibilidad; el Sherman de cabeza recibe tres impactos de un 88 alemán quedando fuera de combate, con tres tripulantes muertos.

Dronne descubre que los alemanes avanzaban con sus carros por terrenos imposibles para los Shermans y que han organizado un trampa. Pese a todo, el destacamento avanza, recibiendo disparos desde todas partes, aguantando el tipo. Finalmente recibe la orden de repliegue, ante el fracaso de los paracaidistas que operaban en el flanco izquierdo y sin haber cumplido su objetivo.

La misión ahora  es asegurar la defensa de Witternheim. El 15 de diciembre, entre la bruma, los alemanes atacan con carros e infantería, pero son rechazados. Ese día se da por desaparecido a Campos. Se encontraba hospitalizado desde el 31 de octubre, habia escapado para volver a la Compañía, sin retomar el mando por encontrarse aún convaleciente.

Había solicitado sin éxito alguna misión de combate, y quizás, finalmente, había decidido cumplir su propia misión, durante la cual desapareció. Se especuló con un posible regreso a España, o a Marruecos, pero nadie ha encontrado ninguna prueba seria de ello.

Con Campos se fue el espíritu más combativo de La Nueve, un raro caso  de anarquista convencido que supo como nadie adaptarse a la organizada disciplina de una unidad militar convencional, sin perder su ideología ni su personalidad.

El dia 26 La Nueve fue relevada y enviada a un merecido descanso a la población de Kertzfeld, donde celebran el año nuevo de 1945.

Momento de  balance. La Nueve ha sufrido, desde su desembarco en Utah, 35 muertos y 73 heridos graves. En agosto era una unidad casi enteramente española, ahora sólo quedan cincuenta y un españoles, una veintena de “pied noirs” de origen español y algunos otros extranjeros.

Las bajas han sido cubiertas con voluntariosos franceses carentes, de la experiencia, la fiereza y la audacia (según Dronne) de los españoles. El material, los preciados half-tracks, están deteriorados por el barro y la intemperie.

A mediados de enero es retornada a la disciplina del 1er Ejército francés para liquidar la bolsa de Colmar, debido a la férrea resistencia alemana. El 23 de enero a Dronne le mandan apoyar el ataque lanzado por la 1ª División de Infantería (la 1ªDFL) en dirección hacia Marckolsheim.

No siente el menor entusiasmo por su tarea, se trata de un terreno absolutamente plano y nevado, cortado por numerosos ríos que, aunque pequeños, resultan difíciles de cruzar y fáciles de defender. El 25 de enero el ataque de la 1ªDFL se detiene en el bosque de Grussenheim, hay que darle apoyo de fuego para progresar sobre el pueblo del mismo nombre.

La temperatura oscila entre los 15 y los 20 grados bajo cero, falta equipo invernal adecuado y lo peor, la defectuosa manera de dirigir las operaciones por parte de los mandos del 1er Ejército francés (general De Lattre de Tasigny). El 16 de enero La Nueve combatirá  en torno al cruce de carreteras 177, que en realidad son dos, con el mismo nombre pero distantes un kilómetro entre sí.

Hay un cruce norte y otro sur. Los Sherman abren el camino y eliminan varios antitanques alemanes, las secciones de infantería de La Nueve saltan a tierra: la de Moreno en el cruce sur, donde permanece vigilante. La 2ª sección avanza hacia el cruce norte donde un disparo de artillería mata a Pablo Moraga, un  voluntario español de primera hora.

Otras dos secciones de La Nueve se incorporan al avance sobre el cruce norte, a tiempo para sorprender a los alemanes que abandonan los linderos del bosque presionados por la artillería de los franceses. La operación puede calificarse, al final de la jornada, de éxito. Los dos día siguientes, 27 y 28 de enero, serán una pesadilla a causa del frío y de los bombardeos alemanes. Los pies se congelan, los hombres se aprietan en los half-tracks buscando algo de calor.

En este periodo el protagonismo es, dentro de la 2e DB, para el G.T.V., la campaña quedará marcada por el combate de Grussenheim, en el que perderá la vida el lieutenant-colonel Putz, que manda el “sous-groupement” que lleva su nombre. La lucha tendrá lugar sobre una espesa capa de nieve y a temperaturas de 15 grados bajo cero.

En ella no participará directamente La Nueve, sí destacaran otros españoles alistados en la 11 Compañía. Grusenheim será tomada después de una durísima lucha, en la que, tan sólo durante la noche del 27 al 28 de enero 28 oficiales y 260 suboficiales y soldados serán muertos o heridos.

En  días posteriores La Nueve participará en los combates por Elsenheim y Marckolsheim el 31 de enero y el 1 de febrero, respectivamente, momento en el que se da por eliminada definitivamente la bolsa de Colmar. Leclerc celebra con sus hombres el final de esa durísima campaña, demostrando que sigue conservando un enorme carisma entre ellos.

El final.

La Nueve ha perdido en gran parte su capacidad de combate y permanecerá acuartelada la primera mitad de febrero, curándose de sus heridas…y de las congelaciones de pies. Siguen llegando nuevos reclutas, que añaden mucha calidad a la compañía. También llegan las citaciones oficiales para los “cosaques” más distinguidos, y algunos ascensos.

Vuelven algunos heridos, y un caso especial: Antonio Medina Pérez, “Turuta” (Dronne le llama “Tuluta”), el corneta de la compañía. Desaparecido el 23 de septiembre, cuenta que fué capturado por los alemanes, de los que consiguió escapar, aunque en realidad desertó para unirse a la fallida operación de invasión del valle de Arán.

El “turuta”  se hizo legionario después de la guerra. Siguen llegando las recompensas: La Croix de Guerre avec palme es concedida a Martín Bernal y, a título póstumo, a Fábregas. Dronne es condecorado con la Legión de Honor y ascendido a comandante, por lo que el mando de La Nueve pasa al ahora capitán Dehen.

El 23 de abril la División marcha dirección Baviera. Atraviesa el Rhin, el Danubio y recibe la orden de dirigirse a Berchtesgaden, objetivo cargado de simbolismo, se trata de un emplazamiento de descanso de altos dignatarios nazis en el que Hitler poseía una residencia verdaderamente singular: el “Nido del Águila”.

En esa operación tendrá lugar la última acción bélica de La Nueve. La Compañía está ahora integrada en el “sousgroupement” Sarazac, que tomará el pueblo de Inzell y deberá despejar el camino de unas defensas alemanas que disponen de cañones del 88 y la ventaja de un terreno formado por montañas y gargantas que lo hacen idóneo para la emboscada. La Nueve se apoderará de un puente y marchará sobre Weissbach donde la destrucción de un segundo puente marcará la interrupción definitiva de su avance.

Fue el último combate de la 2e DB en la Segunda Guerra Mundial. El sábado 5 de mayo, Leclerc llega a Bertchesgaden y una gigantesca bandera tricolor es colgada en el “Nido del Águila”. Este gesto simbólico marca el final de la guerra para 2e DB. En lo que respecta a La Nueve, de los hombres que habían desembarcado en Utah Beach menos de un año antes sólo quedaban 16.

NOTA:

Si señor así se pisa, ves desgraciao de Zp como la izquierda y la derecha tienen el mismo espíritu; solo descerebraos como tú nos separan y nos obligan a pelear por vuestro maldito afán de poder.

                                        F.D.O.

                                                                         Catt.

 Aquí os dejo esta joya de canción.

http://www.clancamaradas.com/Cancionero_elpasodelebro_AyCarmela.htm

¡Ay, Carmela! era una canción popular del siglo XIX, que cantaban los guerrilleros españoles que luchaban contra las tropas de Napoleón en 1808. En el transcurso de los años su letra se adaptó a las circunstancias sociales y políticas. En la guerra civil se cantó con diversas versiones y se la conoce con distintos títulos. Entre los republicanos se hicieron especialmente populares las dedicadas al Paso del Ebro y a la XV Brigada Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s